Concurso – Prioridad Peatón

 

El Área Central

 

El Área Central (AC) de la Ciudad de Buenos Aires ha sido un escenario privilegiado para la formulación de una amplia gama de planes y proyectos urbanos en la última década. De estas propuestas y las obras realizadas se desprende una clara idea de ciudad: la reconfiguración del espacio público, el mejoramiento de la calidad ambiental y la promoción del incremento de espacios peatonales para lograr la recualificación integral del espacio urbano, fortalecer la diversidad de actividades y promover la recuperación del uso residencial en el área.

 

Sin embargo, son pocas las propuestas que abordan en toda su complejidad las distintas dimensiones de la problemática del Área Central, caracterizada por importantes conflictos de tránsito, degradación del espacio público, deterioro de la calidad ambiental, presencia de barreras urbanas y espacios vacantes, fragmentación y desarticulación entre sectores, falta de forestación y un creciente proceso de despoblación y debilitamiento de su condición de centralidad en relación a otros subcentros y recientes proyectos urbanos como Puerto Madero.

 

Esta propuesta intenta valerse de las oportunidades derivadas de la riqueza simbólica e histórica del Área Central, su condición de centralidad polifuncional, diversidad de usos y actividades, accesibilidad y su potencialidad para transformarse en un territorio que inserte a la ciudad en la red de ciudades globales. A su vez, se intenta recuperar las principales ideas, estudios, proyectos y concursos formulados en distintos momentos, integrando las acciones en una unidad articuladora. En este sentido, se propone un sistema de espacios públicos que articule las propuestas aisladas, superando la fragmentación entre sectores y estructurando una red circulatoria diferencial, bajo una concepción urbana integral que aborde la problemática en toda su complejidad.

 

Los proyectos de peatonalización del Área Central obligan a pensar los nuevos espacios en relación al sistema circulatorio y a los usos actuales y potenciales. Es necesario analizar cuidadosamente los posibles grados de convivencia o conflicto entre sistemas circulatorios peatonales -que propondrán una nueva dinámica urbana y nuevos flujos- y los sectores de población residente en el área. Es deseable que los proyectos de peatonalización convivan con los programas de residencialización y con el uso residencial actual del área central, por lo cual la propuesta se basa en un detallado diagnóstico que ha permitido detectar distintas áreas caracterizadas por diferentes usos predominantes, indicadores demográficos, estado del espacio público, sistema circulatorio y estado del stock físico construido. Este análisis permitió poner en evidencia los distintos perfiles de las subáreas, estudiando su perfil, identidad, usos actuales y posibles impactos de las obras en las dinámicas urbanas.

 

En este sentido, se propone un programa de actuación integral que incluye las diferentes dimensiones que convergen en la problemática. Se propone una red integral de espacios públicos, concebido bajo una idea de sistema articulador de fragmentos de proyectos urbanos que configuren un nuevo paisaje urbano, superpuesto a la reestructuración del sistema vial, la consolidación de la condición de centralidad y programas de promoción de recuperación del patrimonio edilicio y radicación del uso residencialización.

 

En síntesis, la propuesta general para el Área Central plantea, a partir de la información suministrada por el diagnóstico, fortalecer las características identitarias de cada área y actuar sobre sus debilidades, consolidando un sistema que permita a la vez la identificación de cada subárea y el reconocimiento de una red integradora de las distintas situaciones urbanas con la utilización de elementos distintivos, acentuando de esta manera la idea de un sistema articulador que ponga en evidencia la complejidad y diversidad del Área Central.

 

El Área de Intervención

 

El Área Central de la Ciudad de Buenos Aires no es de un sector de características homogéneas, sino que son reconocibles distintas subáreas determinadas por sus usos predominantes, características del espacio público e identidad zonal.

 

El área de intervención no es un área particularmente histórica ni de perfil definido, al no presentarse un único uso predominante. Es un área de usos mixtos, con un alto nivel de circulación vehicular y espacios públicos degradados, que la ha transformado en un área expulsora de población. Sin embargo, aún mantiene parcelas con uso residencial, generalmente acompañado de usos comerciales en planta baja, pero se ubican mayoritariamente servicios y equipamientos institucionales. Presenta una importante oferta hotelera que cont­ribuye a dinamizar el sector en horas no laborables. Se ubican una gran cantidad de predios vacantes destinados a playas de estacionamiento y un stock edilicio degradado. Los mayores flujos se encuentran en las calles peatonales. Florida presenta una buena calidad del espacio público y un alto grado de ocupación de los espacios comerciales, y concentra un alto flujo de turistas. Lavalle, a pesar de la realización de sucesivas acciones tendientes a recuperar las características de centro de esparcimiento y ocio, incluyendo su extensión hacia “el Bajo”, sufre un deterioro de su calidad ambiental que es necesario revertir. En el entorno de la calle Arroyo se ubican gran cantidad de galerías de arte, cuya localización es tomada como una oportunidad para el desarrollo de la propuesta.