Concurso – Ribera

 

El Riachuelo fue históricamente el centro de actividades portuarias e industriales de la ciudad, y un escenario privilegiado para la formulación de una amplia gama de proyectos urbanísticos y de infraestructura. Muchos de ellos jamás se realizaron, y otros fueron dejando sus huellas en el espacio físico, configurando el paisaje actual del Riachuelo. Grandes infraestructuras portuarias, puentes, transbordadores y fábricas dieron forma a su cuenca, y lo propusieron como un eje central de desarrollo de la metrópolis. Sin embargo, en la actualidad el Riachuelo es un “fondo de ciudad”, caracterizado por sus aguas contaminadas, márgenes indefinidos, fábricas, barcos y puentes abandonados, y viviendas precarias que se amontonan en sus orillas.

 

La ribera del Riachuelo presenta una compleja sucesión de piezas urbanas derruidas y espacios de oportunidad para configurar un nuevo paisaje urbano de calidad ambiental, transformándolo en un nuevo eje de central metropolitano, que es necesario recuperar mediante acciones de mejoramiento integral del espacio público y programas de incentivo a la radicación residencial y de actividades productivas. Recientemente, grandes proyectos urbanísticos están proponiendo nuevos espacios públicos y equipamientos urbanos para la zona sudeste de la ciudad, que es necesario articular en un sentido integrador. De esta manera, el Corredor Verde del Sur, el Centro Cívico y el Parque lineal del Sur, entre otras acciones, constituyen fragmentos que deben configurar una red de espacios públicos que planteen una nueva vinculación de la zona sur de la ciudad con la ribera, considerando la configuración de un nuevo paisaje desde el río y abordando ambas márgenes en la intervención propuesta.

 

En este sentido, se propone un sistema de espacios públicos costero, extendido desde el extremo sur de Puerto Madero y la Dársena Sur hasta su vinculación con la Avenida 27 de Febrero, consolidando un nuevo frente ribereño en continuidad con el sector costero de la ciudad. Este sistema se vincula transversalmente con una serie de parques lineales Norte-Sur y avenidas jerarquizadas, proponiendo una red de vinculaciones entre la ciudad y el río, concebido bajo una idea de sistema articulador de fragmentos de proyectos que configuren un nuevo paisaje urbano, relacionado con programas de fomento a la residencialización, revalorización del patrimonio edilicio y promoción a la radicación de actividades comerciales y culturales.

 

La propuesta integral para el área sudoeste de la ciudad plantea, a partir de la información suministrada por el diagnóstico, fortalecer la identidad de los distintos sectores de los barrios del sur de la ciudad, consolidando un sistema que permita a su vez la identificación de cada subárea y el reconocimiento de una red ribereña articuladora que las unifique y proponga una nueva relación entre la ciudad y el río, consolidando un nuevo frente urbano que configure al Riachuelo como un nuevo eje central del Área Metropolitana de Buenos Aires y configure un nuevo paisaje urbano de calidad a lo largo de su cuenca.